jueves, 14 de junio de 2012

Ferrocarriles del Estado (III)


2ª Sección
De Santiago a Talca
De Santiago a Melipilla
De San Fernando a Alcones
De Pelequen a Peumo

3ª Sección
De Talca a Talcahuano
De Parral a Cauquenes
De Coigüe a Mulchen
De Santa Fe a Los Ángeles
De Roblería a Temuco
De San Rosendo a Traiguen.

La idea de construir ferrocarriles al sur de Santiago data desde 1852, en que el Gobierno comisiono al ingeniero Campbell para hacer estudios entre Concepción y Talcahuano; pero solo en 1855 se formo la sociedad denominada “Ferrocarril del Sur” con el objeto, como dice su constitución de construir y gozar de los productos de un ferrocarril desde Santiago hasta el río Maule, pasando por las poblaciones de Rancagua, Rengo, San Fernando, Curicó, Molina y Talca. El Gobierno quedo autorizado ese mismo año (ley del 24 de agosto) para invertir un millón de pesos ($ 1.000.000) en acciones de la expresada sociedad.
El capital primitivo de la sociedad fue de tres millones de pesos ($ 3.000.000), pero posteriormente en 1856 se aumento a cuatro millones setecientos cincuenta y dos mil pesos ($ 4.752.000), dividido en cuatro mil setecientas cincuenta y dos acciones.
Esta sociedad obtuvo del Congreso más o menos las mismas concesiones que Weelwright años antes.
En 1857 el Presidente don Manuel Montt inauguró la línea entre Santiago y San Bernardo; en 1859 llegó a Rancagua; en 1862 a San Fernando y en 1868 a Curicó.
El ferrocarril entre Chillan y Talcahuano que fue autorizado en 1862 y estudiado por el ingeniero Eugenio Poisson, fue contratado en 1869 por don Juan Slater por la suma alzada de tres millones novecientos veinte mil pesos ($ 3.920.000).
En 1870 se autorizo la construcción del ramal de San Fernando hasta Palmilla.
En 1872 se contrato con el señor Slater la construcción del ferrocarril de Curicó a Chillan, la línea San Rosendo a Angol y el ramal a Los Ángeles, trabajo que fue inaugurado por el Presidente don Federico Errázuriz (1873).
Ese mismo año (1873) se autorizo al Gobierno para adquirir las acciones de los particulares en la sociedad Ferrocarril del Sur y se dicto el primer reglamento para la administración de los ferrocarriles del Estado.
En 1884 el Presidente señor Domingo Santa María contrató con los señores Hillman y Mayers la construcción de los ferrocarriles de Angol a Traiguen y de Renaico a Victoria, contrato que fue liquidado posteriormente, quedando el Gobierno autorizado (1888) para concluir por administración los expresados ferrocarriles.
En 1888 el Presidente don José Manuel Balmaceda dio a la construcción de ferrocarriles un gran impulso y contrato con una compañía norteamericana la construcción de más de mil kilómetros.
De todas estas líneas las únicas que han sido concluidas (1901) y entregadas a la administración de los ferrocarriles del Estado son las siguientes:

Líneas entregadas
Kilómetros
Huasco a Vallenar (1894)
50
Santiago a Melipilla
62
Calera a Cabildo
76
Pelequen a Peumo
29
Palmilla a Alcones
45
Temuco a Pitrufquen
32
Coiugüe a Mulchen (1895)
41
Valdivia a Osorno
147,5

Se señala también como líneas  concluidas y entregadas a la administración general en los últimos años son las de Parral a Cauquenes (1896) de 50 kilómetros y Victoria a Temuco (1895) de 68 kilómetros.

En estas dos secciones el perfil es poco accidentado, como que el ferrocarril corre por el valle central de Chile; pero en cambio hay numerosos puentes.
Estos puentes, que durante muchos años han sido solo provisionales y de material ligero, han tenido que ser sustituidos por obras de acero.
Este trabajo indispensable para la seguridad y buena explotación ha ocasionado grandes gastos.
Entre estos puentes son dignos de notar los construidos en los siguientes ríos: Maipo, Maule, Bío Bío, Laja, Malleco, Quino, etc., casi todos ellos han sido construidos por los señores Schneider y Compañía de Creusot Francia.



Puente Río Maule

Puente río Maipo

Puente río Bio Bio
Puente Río Quino

Viaducto del Malleco.
Es la obra de arte más atrevida y hermosa de los ferrocarriles chilenos.
Este viaducto fue proyectado por el ingeniero Víctor Aurelio Lastaría y construido en Creusot.

Las vigas principales, son continuas y tienen 347,50 metros de largo; descansan en sus extremos en dos estribos de mampostería y en el centro en cuatro machones metálicos, lo que da cinco tramos de 69,50 metros.
La distancia de eje a eje de las vigas principales es de 4,50 metros y su altura de 7,00 metros.
La altura de las pilas machones es la siguiente: las dos de los extremos tienen 43,70, a contar desde el zócalo de la mampostería que le sirve de base hasta la cima del capitel y las otras dos tienen 67,70 y 75,70 metros respectivamente.

Otros datos:
Largo total
Metros
Viga metálica
 347,50
Estribo norte de mampostería
  37,50
Estribo sur de mampostería
  22,50
Largo total del viaducto
407,50

Altura total
Metros
Rieles sobre el nivel del mar
238,30
Rieles sobre el fondo de la quebrada
97,60

Pesos
Toneladas
Viga metálica
 726,00
4 Pilastras
 653,00
Descansos y bases de dilatación
  24,00
Peso total
1.403,00


Albañilería usada en los estribos y machones 18.108,49 metros cúbicos.
El costo total de la obra ascendió a $ 1.050.000.
Toda la parte metálica es de acero y la mampostería de piedra con mezcla de cemento Portland.
La construcción de esta obra demoró unos tres años y fue entregada al trafico publico el 26 de octubre de 1890, siendo inaugurada por el Presidente Balmaceda









Bibliografía:
- Santiago Marín Vicuña. Estudios de los Ferrocarriles Chilenos. Imprenta Cervantes, 1901




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada