lunes, 6 de agosto de 2012

Servicio Marítimo de los FF. CC. del Estado


Durante los años 30 al 40, Ferrocarriles del Estado, implemento en la zona sur un servicio marítimo cubierto por pequeños barcos a vapor que realizaban los recorridos en las zonas mas inhóspitas ya que por esa fecha el servicio terrestre era mínimo y no existían muchos caminos de conexión entre ciudades.

El 1 de enero de 1939, la Empresa de Ferrocarriles del Estado inauguraron un servicio marítimo con dos líneas de vapores, la línea regional de Chiloé y Aysén, y la línea a Magallanes, con salidas de Valparaíso. A Mediados de ese año se prolongo el servicio de esta línea hasta Iquique, con lo cual dicho servicio abarco toda la costa del país.

La línea regional.
Cuenta en ese momento con seis naves: “Moraleda”, “Tenglo”, “Trinidad”, “Chacao”, “Taitao” y “Dalcahue”. Estos vapores cuyo tonelaje fluctuaba entre 200 y 400 toneladas, tenían nombres de canales de la región y tenían una capacidad media de 50 pasajeros de primera clase y mayor cantidad de tercera. Disponían de amplias comodidades, pues contaban con un buen salón, comedor, cómodos camarotes y espaciosas cubiertas. Para la carga disponían de bien acondicionadas bodegas, aptas para el transporte de animales vacunos y ovejunos.
Esta facilidad de transporte beneficiaba grandemente el comercio ganadero de esa región.



Esta zona estaba servida por seis líneas, a saber: Puerto Montt – Ancud, con salidas los domingos a las ocho de la mañana, regresando al día siguiente; la de Puerto Montt – Ralún, con salidas los sábados a las diez de la mañana y regresando el domingo en la tarde; la de Puerto Montt – Achao, con salidas los martes a las diez, regresando a su punto de partida el jueves; la de Puerto Montt – Aysén, con salida los martes a las diez, llegando a Puerto Montt de regreso los domingos en la tarde.
La última línea era la de Puerto Montt – Aysén, vía canal Dalcahue, con salidas los jueves a las 22 horas, estando de regreso los martes en Puerto Montt, y Puerto Montt – Aysén con salidas los sábados a las 22, estando de regreso en su punto de partida los jueves en la tarde.
La carga que se enviaba desde el norte, a las diferentes regiones de Chiloé, era despachada por ferrocarril hasta Puerto Montt, enviando el boleto al Servicio Marítimo, junto con una carta que contenía las instrucciones precisas para su entrega. Esta carga era enviada con flete por pagar en el destino, encargándose el Servicio Marítimo del cobro, como asimismo del valor de la mercadería cuando esta se enviaba contra reembolso.


 
La Línea a Magallanes
Esta línea estaba atendida por los vapores “Alondra”, “Puyehue” y “Villarrica”, el primero adquirido en Inglaterra y los dos últimos en el país, conocidos anteriormente como “Alfonso” y “Alejandro”. Estos vapores disponían de amplias comodidades para los pasajeros, como camarotes bajo cubierta, calefaccionados y con baños de tina y ducha, con agua fría y caliente, solamente para los pasajeros de primera y segunda clase. Los pasajeros de tercera no hay información como viajaban.


Indistintamente llegaban a Iquique, con lo cual la región magallánica quedaba vinculada con el resto del país.
El “Alondra” y el “Villarrica” contaban con modernas cámaras frigoríficas para el transporte de carnes.
Esta línea como la regional atendía un servicio de transporte de valores considerados en esa época, absolutamente expeditos y seguros.

Información para los que querían viajar
Las Oficinas de la Jefatura del Servicio se encontraban en Santiago, (Departamento Marítimo) y había oficinas principales en Puerto Montt y Magallanes. Agencias en toda la costa. La Oficina de Informaciones de Santiago, se ubicaba en Bandera esquina Agustinas, proporcionando toda clase de informaciones al público y la reserva y venta de pasajes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada